Search
Share

Volver a empezar

Un hombre busca un nuevo empleo en el periódico porque quiere hacer un cambio en su vida profesional.

Algunos comienzos y finales son previsibles, y algunos nos los impone el destino. Puedes planificar la llegada de un bebé o lo que harás después de graduarte, pero prepararse para perder el empleo o ser víctima de un robo de identidad es más difícil. Si necesitas recuperar tu crédito o necesitas un impulso para cambiar de empleo, el camino empieza con un solo paso.

Recuperación financiera

Después de una pérdida financiera, la recuperación puede ser lenta. Incluso si estás contando los centavos para ahorrar, cada acción positiva tiene valor.

Recuperar el crédito. Si tu crédito sufrió daños importantes, puedes recuperarlo. Solicita tu informe crediticio y corrige los errores. Los momentos más importantes para que prestes atención a la calificación crediticia son cuando vas a solicitar un préstamo hipotecario o para comprar un automóvil, o cuando quieres obtener una nueva tarjeta de crédito. Sin importar lo que haya sucedido en el pasado, lo mejor que puedes hacer ahora es pagar el máximo posible en fecha.

Cancela las deudas. Comunícate con tus acreedores y solicita una rebaja en las tasas de interés o elabora un plan de reembolso. Tu crédito mejorará de inmediato en cuanto comiences a hacer pagos mínimos en fecha. No cierres las cuentas de crédito anteriores. Reduce tu uso y libera el crédito. El tiempo sana muchas heridas, si haces el esfuerzo.

Si realmente tienes dificultades, considera solicitar asesoramiento crediticio o un préstamo de consolidación de la deuda en una institución financiera seria. Difiere los pagos del préstamo estudiantil o reduce los pagos mensuales y modifica el plan de reembolso del préstamo plan.

Volver a trabajar

Los motivos por los que decidiste volver a trabajar no son lo que cuenta. Lo que realmente importa ahora es encontrar tu próximo empleo.

Ten en cuenta todas las cosas que te gustaban y las que no de tus trabajos anteriores. Si no te llevabas bien con tu jefe o con tus compañeros de trabajo, o si te aburrías y sentías que no se aprovechaban tus capacidades, ¿qué tipo de ambiente es el más adecuado para ti? ¿Prefieres trabajar de forma independiente o colaborativa?

En definitiva, los empleos son relaciones. Cuando estés listo para encontrar tu próximo empleo:

  • Establece una nueva rutina. Incluso si solo se trata de ir a la cafetería de la esquina todas las mañanas, mantén horarios fijos mientras buscas empleo.
  • Trabaja como voluntario. Podría parecer contradictorio, pero mantenerse activo y trabajar por una causa que te importa puede abrirte oportunidades profesionales.
  • Únete a un grupo de apoyo. En especial si te sientes solo, habla con otras personas que están en una situación similar para sentirte más acompañado.
  • Asiste a eventos. Establece contactos con personas de tu sector y haz que te conozcan. Los contactos personales siguen siendo una excelente manera de encontrar empleo.

Contrata a un asesor

Antes de desembolsar cientos o miles de dólares, aclara tus ideas en cuanto a lo que esperas obtener de un asesor. ¿Cuál es el resultado mínimo que estás dispuesto a aceptar? ¿Esperas que el asesor te consiga un empleo o sería suficiente con lograr tener un currículum actualizado? ¿Puedes lograr lo mismo con la ayuda de un amigo?

Antes de contratar a un asesor, selecciona a dos o tres candidatos. Lee su sitio web, pero también haz una búsqueda en Internet para detectar alertas. Cuando hayas acotado las opciones, pregunta:

  • ¿Cuánto cobra por sesión? (entre $50-$300 por hora es lo normal).
  • ¿Qué frecuencia tienen las sesiones y cómo se llevan a cabo? Por ejemplo, pueden ser por teléfono o computadora, o en persona.
  • ¿Se exige una cantidad mínima de sesiones?
  • ¿Puedes encontrar recomendaciones y testimonios de clientes satisfechos?

Puedes buscar asesores certificados en la Federación internacional de asesores (International Coaches Federation, ICF) y en la Asociación profesional de redactores de currículums y asesoramiento laboral (Professional Association of Resume Writers and Career Coaches, PARCC), pero no se exigen certificaciones, por lo general. El mejor asesor para ti es el que obtenga resultados.

Asesórate tú mismo.

Existen muchas opciones de bajo costo y recursos gratuitos que puedes utilizar.

  • Haz una prueba de habilidades. Este cuestionario breve puede ayudarte a identificar tus fortalezas y posibles empleos, así como también el salario anual proyectado, la formación necesaria y el panorama de empleos.
  • Actualiza tu currículum. La guía para escribir tu currículum de Career OneStop ofrece ayuda gratuita.
  • Establece parámetros razonables. Investiga en sitios como PayScale, Glassdoor o Indeed para establecer expectativas de salario basadas en tu función, nivel de experiencia o zona geográfica.
  • Identifica cuál es tu nicho. Los empleadores quieren saber por qué eres diferente. ¿Qué experiencias únicas tuviste? ¿De qué manera demostraste tener flexibilidad e iniciativa?
  • Muestra tu historial. Demuestra que tienes una historia laboral estable y ascensos.
  • Véndete. Mantén actualizados tus perfiles en las redes sociales y ten cuidado con la configuración de privacidad cuando publiques algo.
  • Haz que el dinero llegue. Busca trabajos a corto plazo o esporádicos en sitios como Upwork o NextDoor. O piensa en registrarte en una agencia de empleos temporales. No pierdas el ritmo y haz que el dinero fluya para aumentar la confianza en ti mismo.

Actualmente, las trayectorias profesionales no tradicionales se han convertido en la regla y ya no son la excepción. Tal vez estés listo para intentar cambiar de profesión en un campamento de entrenamiento o quizás prefieras pasar un año en otro país o trabajar de forma remota con otros trabajadores independientes en experiencias de viaje y trabajo como NomadX y Remote Year.

Actualiza tus habilidades

Si estás pensando en volver a estudiar, usa la herramienta FAFSA4caster para calcular cuánta ayuda financiera podrías recibir y averiguar qué subvención podrías solicitar. Y si vas a obtener un título de grado, no te olvides de las becas.

Para obtener más formación y actualizar las certificaciones, siempre está la escuela profesional. Y puedes aprender de todo, desde programación de software hasta videografía en sitios como Udemy, Skillshare y Lynda.com.

No importa a dónde te lleve este nuevo comienzo, continúa aprendiendo y explorando nuevos intereses. Si logras adaptarte bien a los cambios de situación, la próxima transición será mucho más fácil.

[Cualquier referencia a una empresa, un producto comercial, un proceso o un servicio específicos no constituye ni implica un respaldo o una recomendación por parte de National Endowment for Financial Education.]

See this article in English: Starting Over

Tags: