Search
Share

Ventajas y desventajas de sacar préstamos de tu cuenta 401(k)

Una pareja analiza las ventajas y riesgos de retirar dinero de su cuenta para la jubilación del plan 401k para pagar gastos importantes.

La probabilidad de que tengas que pagar un gasto importante o vivir de tus ahorros en algún momento de tu vida laboral es sumamente alta, según una investigación llevada a cabo por The New School. El estudio reveló que:

  • El noventa y seis por ciento de los hombres estadounidenses experimentan una caída del 10 por ciento en sus ingresos anuales al menos cuatro veces durante su vida laboral.
  • El sesenta y un por ciento de los trabajadores estadounidenses hombres de entre 25 y 70 años declara haber estado al menos una vez sin recibir ingresos salariales durante un año completo.
  • A los 70 años, 1 de 4 trabajadores hombres declara haber estado cuatro veces o más sin recibir ingresos salariales durante al menos un año.

Las mujeres tienen aún más probabilidades de perder sus ingresos como consecuencia de las tareas de cuidado. El sesenta por ciento de las personas que se ocupan de las tareas de cuidado son mujeres, según un estudio de AARP. Cuanto más tiempo dedican al cuidado de los niños y otros familiares, más dificultades tienen para trabajar y ahorrar dinero.

Algunos gastos importantes se pueden prever, pero eso no significa que sea fácil ahorrar el dinero para cubrirlos. Los gastos de vivienda y atención médica son motivos frecuentes por los que se retira dinero de una cuenta del plan 401(k) u otra cuenta de jubilación similar. Muchos estadounidenses viven mes a mes, y es frecuente que sus cuentas de jubilación sean su principal fuente de fondos.

Como tú mismo te reembolsas el dinero, más los intereses, directamente en tu propia cuenta 401(k), en algunos casos valdrá la pena pensar en retirar dinero de la cuenta de jubilación. Antes de tomar una decisión tan importante como esta, lo mejor es consultar a un asesor financiero.

¿Cuáles son las principales ventajas de la cuenta 401(k)?

Por un lado, las deducciones del salario facilitan mucho el ahorro para la jubilación. Ni siquiera sentirás que te hace falta el dinero. Que tu empleador te evite las molestias y te ahorre el tiempo que implica abrir tu propia cuenta de inversión es una gran ventaja.

Otra ventaja son los aportes equivalentes: el “dinero gratis” del ahorro para la jubilación. Los empleadores que ofrecen aportes equivalentes generalmente hacen aportes por un determinado porcentaje máximo. Si quieres saber cuánto debes aportar a tu cuenta del plan 401(k), comienza con un aporte equivalente, como mínimo. Si tu empleador hará un aporte del tres por ciento, haz que tu aporte sea del tres por ciento como mínimo.

Préstamos de la cuenta 401(k)

Probablemente el aspecto más importante de las cuentas 401(k), 403(b) o 457 sea la posibilidad de aportar dinero y pagar los impuestos de forma diferida.

Si pides dinero prestado de tu cuenta 401(k), dejarás de obtener intereses por ese dinero. Por lo tanto, no solo pierdes el dinero propiamente dicho, sino que también pierdes los intereses que podría haber generado. Si ese dinero pudiera haber devengado un 10 por ciento de ganancias, tendrías que reembolsar el 110 por ciento para compensar el dinero que tomaste prestado.

Generalmente, reembolsas el préstamo mediante deducciones de tu salario, del mismo modo que haces los aportes. Pero los impuestos de los pagos del préstamo no se pagan de forma diferida, sino que reembolsas el dinero con el descuento de los impuestos. Deberás pagar impuestos nuevamente cuando comiences a hacer retiros durante la jubilación. Debido a esa doble imposición es que algunos desalientan la solicitud de préstamos de la cuenta 401(k).

No todos los planes 401(k) permiten pedir dinero prestado, pero cuando lo permiten, se rigen por normas federales:

  • Puedes pedir hasta $50 000, o la mitad del saldo de tu cuenta, la cifra que sea menor.
  • Si dejas de trabajar y no reembolsas el saldo del préstamo más los intereses en el plazo de 60 días, se considera que es un caso de distribución, lo que desencadena el cobro de impuestos con tasas normales y una penalidad del 10 por ciento si tienes menos de 59 años y medio.
  • Los préstamos de la cuenta 401(k) se deben reembolsar en un plazo de cinco años.
  • La tasa de interés y las condiciones son específicas de cada plan.

Riesgos de los préstamos de la cuenta 401(k)

Incluso si estás seguro de que puedes reembolsar el préstamo en el plazo de cinco años, ten cuidado con los imprevistos. El mayor riesgo es que pierdas tu empleo antes de reembolsar el préstamo. ¿Qué pasaría si estuvieras desempleado durante dos años? ¿Podrías reembolsar el préstamo más los intereses? De no hacerlo, tendrías que pagar impuestos por el saldo restante y te cobrarían una penalidad.

Y, por supuesto, está el dinero que pierdes para la jubilación. Cada dólar que puedas guardar en la cuenta 401(k) te ayudará a que tus ahorros crezcan. Es importante que valores los riesgos en función del objetivo al pedir dinero prestado. Si realmente no necesitas el préstamo, lo mejor es que no asumas riesgos innecesarios.

Retiros por adversidad

Los retiros por adversidad son una opción si cumples con los requisitos y no quieres pedir un préstamo. Según el Servicio de Impuestos Internos (IRS) se considera adversidad a la necesidad "inmediata e importante" de dinero con el fin de pagar:

  • algunos tipos de gastos médicos
  • un anticipo de una vivienda principal
  • la cantidad de dinero necesaria para evitar un desalojo o la ejecución hipotecaria de la vivienda principal
  • algunas reparaciones de la vivienda principal
  • gastos funerarios

No tienes que ser tú quien necesite el dinero. Podría ser tu cónyuge, alguna persona que esté a tu cargo o un beneficiario. Si tienes otras fuentes de recursos para cubrir el gasto, no se considerará que la necesidad de dinero sea inmediata e importante. Es posible que no puedas hacer un retiro superior al monto que necesitas, pero puedes obtener lo suficiente para pagar los impuestos. Además, tendrás que pagar impuestos por los retiros por adversidad, pero estarás eximido de pagar la penalidad del 10 por ciento. Si haces un retiro de este tipo, no podrás hacer aportes a tu cuenta 401(k) durante los seis meses posteriores.

Si enfrentas una carga financiera importante, pedir un préstamo o hacer un retiro del plan para la jubilación puede ser una buena idea. Solo asegúrate de evaluar los posibles riesgos y consecuencias. Elige la opción que te permita conservar la mayor cantidad de dinero posible.

[Cualquier referencia a una empresa, un producto comercial, un proceso o un servicio específicos no constituye ni implica un respaldo o una recomendación por parte de National Endowment for Financial Education.]

See this article in English: Pros and Cons of 401(k) Loans

Tags: