Search
Share

Metas financieras (mensuales)

Una mujer con una laptop establece sus metas financieras para el año nuevo.

Siempre es un buen momento para elaborar o reformular tu plan financiero. Comienza con estos hitos mensuales o combínalos para que se ajusten a tus metas personales. Ya sea que recién estés comenzando tu carrera laboral o te estés acercando a la jubilación, el trayecto para lograr un mejor futuro financiero comienza con un solo paso.

Revisa tu crédito

Si este año solo planificas un aspecto financiero, haz que sea revisar tu informe crediticio en www.AnnualCreditReport.com. Este es el único sitio autorizado por el gobierno de los EE. UU. que puede proporcionarte copias gratuitas de tu informe crediticio elaborado por las tres agencias de información crediticia (Experian, TransUnion, Equifax). Puedes solicitar los tres informes a la vez de forma anual o solicitar un informe de una agencia distinta cada cuatro meses. Toma la iniciativa para disputar errores en tu informe crediticio de inmediato.

Enero: Actualiza tu presupuesto. Solicita el informe crediticio de una agencia.

¿Es el momento de probar una nueva aplicación o herramienta para elaborar presupuestos? Los presupuestos no tienen por objetivo hacerte pasar hambre. Al igual que las resoluciones de año nuevo, si tu presupuesto es demasiado estricto, las probabilidades de que lo cumplas serán más bajas. Comienza con el asistente para elaborar presupuestos de SAM. Crea una cuenta gratuita para guardar tu presupuesto, luego dedica algo de tiempo a finales de cada mes para comparar tu plan de gastos con los estados de cuenta del banco y de la tarjeta de crédito.

Febrero: Haz una revisión de tus impuestos

Planifica los reembolsos o los impuestos que deberás pagar. A finales de enero, tu empleador te entregará el formulario W-2 anual o tus clientes te entregarán el formulario 1099, si trabajas de forma independiente.

Recopila otros formularios, por ejemplo la documentación relacionada con los préstamos estudiantiles, inversiones, bienes inmuebles o empresas. Es posible que no los consigas de inmediato, simplemente tenlos presentes para conseguirlos. Haz tu declaración de impuestos lo antes posible, en cuanto tengas todos los documentos que necesitas. Presentar la declaración temprano te permite evitar el robo de identidad, es decir, que otra persona solicite una devolución por ti.

También es un buen momento para revisar la retención de impuestos del formulario W-4. ¿Deberías aumentar o disminuir las deducciones de la retención? Si las deducciones son mayores, te descontarán menos impuestos de tu sueldo durante el año; por otro lado, si las deducciones son menores recibirás un reembolso de impuestos mayor.

Marzo: Revisa tu jubilación

¿Cuánto dinero podrías ahorrar si aumentaras los aportes a la cuenta para la jubilación en tu lugar de trabajo? Para averiguarlo usa esta calculadora de aportes 401(k).

Abril: Planifica para el verano

La llegada de la primavera nos recuerda que los días largos y cálidos de verano están a la vuelta de la equina. Ya sea que eso signifique que tus hijos no tendrán clases o que te tomarás vacaciones, durante la limpieza de primavera dedica algo de tiempo para elaborar un presupuesto para los gastos del verano, entre ellos el cuidado de los niños, bodas y viajes. Puedes elaborar este presupuesto y administrarlo de manera independiente en el asistente para crear presupuestos de SAM.

Mayo: Revisa el seguro del auto. Solicita el informe crediticio de la segunda agencia.

hoja de cálculo para seguros de automóviles (PDF) de SAM te ayuda a desglosar los componentes de tu póliza.

Junio: Haz un inventario de los objetos de valor que hay en tu casa

Pareja joven revisando su progreso en sus metas financieras

Escápate del calor del verano y haz un inventario de lo que hay en tu casa (PDF). o actualízalo; además, haz que tus hijos o nietos participen en el proceso. Recorre todas las habitaciones y registra la marca, modelo, número de serie y descripción de todos los objetos de valor. Toma fotos o graba videos para incluirlos en tus registros.

Julio: Revisa los precios de los servicios públicos

Compara los precios de los servicios de cable, internet, teléfono y streaming. Investiga los programas especiales y los planes de pago de los servicios de agua, gas y electricidad. ¿Podrías obtener un descuento por comprar electrodomésticos eficientes? Es posible que en tu ciudad existan subsidios del servicio de agua potable si te cambias a la xerojardinería. Traslada el dinero que ahorras a tu cuenta de ahorros. Tu presupuesto no va a extrañar ese dinero porque ya lo estabas gastando en otras cosas. Es una excelente manera de dar inicio a un fondo de emergencia.

Agosto: Arma un kit de emergencia para tu familia

Arma un kit de emergencia para tu casa y otro que puedas llevar contigo en caso de que fuera necesario evacuar. Haz espacio para guardar una cantidad suficiente de agua, alimentos y medicamentos para tres días como mínimo y tres semanas como máximo, en caso de que tuvieran que permanecer en el lugar por un tiempo prolongado. La estrategia del grupo familiar puede incluir elegir un lugar de encuentro y memorizar los números de teléfono de familiares y amigos. Si planificas esto por anticipado, será más fácil enfrentar la situación que pueda ocurrir.

Septiembre: Planifica el presupuesto para las fiestas. Solicita el informe crediticio de la tercera agencia.

Usa el asistente para elaborar presupuestos y crea uno para planificar los regalos de las fiestas. No olvides incluir los costos ocultos como por ejemplo los gastos de la envoltura de regalos, envíos y traslados durante los días festivos. Cuanto antes comiences a ahorrar para cubrir esos gastos, mayor tranquilidad tendrás a medida que se aproximan las fiestas. También puedes comenzar a comprar los regalos con anticipación. Distribuir las compras en varios meses puede reducir los cargos que cobran las tarjetas de crédito por las compras de último momento.

October: Do a Debt Check-In

Las deudas retrasan los avances financieros. Haz el curso gratuito de SAM sobre conceptos básicos de créditos y deudas para aprender a crear un buen crédito y qué hacer cuando las deudas te hunden.

Noviembre: Revisa tu plan de atención médica

Con frecuencia, el final del año es el momento para modificar el plan de seguro médico de tu lugar de trabajo. Averigua cuándo se abre el período de suscripciones e investiga cuáles son los planes que ofrece la compañía, para ver si puedes obtener un mejor paquete de seguro médico. Además, deberías pensar en gastar los fondos que no se pueden trasladar, por ejemplo la (FSA por sus siglas en inglés).

Diciembre: Revisa tus sueños más importantes

¿En qué posición te encuentras con respecto a cumplir tus sueños más importantes, por ejemplo continuar los estudios, comprar una vivienda o un auto o planificar tu jubilación! Usa esta temporada de fin de año para reflexionar sobre los ahorros e inversiones. Obtén información sobre inversiones a largo plazo para establecer el rumbo y alcanzar el bienestar en el futuro.

Luego, prepárate para comenzar el ciclo nuevamente. Incorpora estos hitos financieros a tu rutina anual y personalízalos con tus metas personales para sentar las bases del éxito de un año a otro.

[Cualquier referencia a una empresa, un producto comercial, un proceso o un servicio específicos no constituye ni implica un respaldo o una recomendación por parte de National Endowment for Financial Education.]

Ver este artículo en inglés: Financial Goals (Month by Month)

Tags: