Search
Share
Una mujer se enfrenta a una emergencia financiera después de un accidente.

Las situaciones de emergencia no se pueden evitar

Es imposible prepararse para todo lo que podría salir mal en algún momento. Sin embargo, aunque no puedas predecir las crisis con exactitud, puedes tomar medidas ahora para proteger tus finanzas en diversos escenarios de emergencia con un plan para crisis financieras personales.

Tipos de emergencias

Por desgracia, casi todas las familias pueden recordar una emergencia que las afectó a ellas o a sus seres queridos. Estos son algunos tipos de sucesos vitales que pueden afectar el bienestar financiero.

  • Emergencias médicas — podría tratarse de un resbalón o un accidente. Un conductor podría pasarse un semáforo en rojo. Podrías sufrir problemas intestinales en un viaje. O podrías sufrir el inicio de una enfermedad crónica. Aunque no lo creas, casi todas las personas informan de una discapacidad debido a problemas digestivos, musculares y ortopédicos, como el síndrome del túnel carpiano. Así que, aunque te cuides, tu vida podría verse afectada por una emergencia médica.
  • Emergencias de cuidados — Las mujeres tienen probabilidades mucho más altas de ausentarse del trabajo para cuidar de los familiares ancianos o discapacitados, o de los niños. Esta situación genera una pérdida de ingresos y de capital a largo plazo en las cuentas de jubilación y otros beneficios relacionados con el trabajo.
  • Emergencias financieras — Podrías quedarte sin trabajo o perder dinero por una mala inversión. A veces, una sola multa por estacionar en el lugar incorrecto puede disparar una serie de pérdidas.
  • Emergencias relacionadas con desastres naturales — Aunque no vivas en un lugar que se vea afectado normalmente por tornados o huracanes, podrías tener dificultades relacionadas con inundaciones, incendios, temperaturas extremas o vientos fuertes.
  • Emergencias de interrupción de servicios — Hay muchos factores, desde desperfectos técnicos hasta actos de terrorismo, que podrían hacer que tu suministro de agua, teléfono, Internet o electricidad se vea interrumpido por bastante tiempo. ¿Cuánto tiempo podrían resistir tu familia y tú sin estos servicios?

El costo de las emergencias

El costo que pueden representar las emergencias es altísimo, ya que acarrean pagos relacionados con la reparación del auto, facturas médicas y el mantenimiento del hogar; sin embargo, el daño financiero real es a largo plazo. Para empezar, una familia que no cuenta con un fondo de emergencia tiene más probabilidades de endeudarse. Cuanto mayor sea la deuda de una familia, menos dinero disponible habrá para invertir en fondos de jubilación, pagar la educación de los hijos o comprar una casa. La falta de capital para financiar esos grandes sueños puede llevar a un ciclo de pobreza generacional del que nadie logra salir.

Aunque ahorrar puede ser difícil, contar con una red de seguridad es fundamental. Los estudios demuestran que tener un ahorro de al menos $500 representa una gran ayuda para aumentar la estabilidad financiera. (Usa esta calculadora para ver qué monto de fondo de emergencia podrías necesitar).

Prepara un plan de acción para emergencias

La idea no es que vivas con miedo. Prepararte para todo tipo de crisis podría volverte loco, pero hay cinco cosas que puedes hacer para comenzar a elaborar tu plan para emergencias para diversas circunstancias.

  • Empieza a ahorrar. No importa qué tan pequeñas sean las cantidades: lo fundamental es que ahorres todo lo que puedas y con tanta frecuencia como sea posible. Nunca sabes cuándo vas a necesitar esos ahorros.
  • Comienza a invertir en tu 401(k). Los planes de jubilación laborales ofrecen muchos beneficios, como aportes equivalentes. Aporta siempre, al menos, hasta el monto del aporte equivalente y piensa en aumentar las contribuciones para obtener mayores rendimientos.
  • Consigue algunos suministros. Lapauta general es tener suficientes alimentos no perecederos, agua (un galón por día por persona), medicamentos y otros suministros en casa para sobrevivir entre tres días y tres semanas en caso de emergencia.
  • Reconsidera tu seguro. Un seguro adecuado puede ser un salvavidas cuando las cosas van mal. Los seguros de vivienda, automóvil y salud pueden ayudarte a proteger tus posesiones, pero ¿pensaste en contratar un seguro para tus ingresos? El seguro por discapacidad te ayuda a cubrir los salarios que no puedes cobrar cuando sufres enfermedades largas y en otros casos, como durante un embarazo. Los trabajadores independientes son especialmente vulnerables a la pérdida de ingresos cuando no pueden trabajar ya que no tienen licencia pagada por enfermedad. El seguro por discapacidad puede ayudar a complementar los ingresos en esos momentos.
  • Elabora un plan patrimonial. No importa si tus bienes se reducen a lo que llevas encima: siempre necesitas un plan para organizar tus asuntos en caso de que mueras o quedes discapacitado repentinamente. Un plan patrimonial incluye una declaración de voluntad anticipada, que indica si deseas o no que te mantengan vivo con mecanismos de soporte vital, así como una carta de instrucciones, que incluye información sobre qué hacer con tus cuentas financieras y de redes sociales.

¿Estás listo para llevar tu planificación para emergencias al siguiente nivel? Consulta elcurso gratuito sobre fondos de emergencia de SAM para elaborar un plan personalizado para emergencias financieras.

[Cualquier referencia a una empresa, un producto comercial, un proceso o un servicio específicos no constituye ni implica un respaldo o una recomendación por parte de National Endowment for Financial Education.]

See this article in English: Emergencies Happen

Tags: