Search
Share

¿Es conveniente combinar las finanzas?

Una pareja analiza si debería combinar sus cuentas bancarias y financieras luego de contraer matrimonio.La decisión de combinar las finanzas al contraer matrimonio va más allá de la confianza y el amor que puedas sentir por tu cónyuge. Hay que analizar las deudas, las retenciones del formulario W-4 y los ingresos de cada integrante de la pareja para determinar cuáles son las opciones menos costosas en cuanto a impuestos, seguro médico, jubilación y otros posibles beneficios compartidos. Establezcan metas como pareja y elaboren un plan patrimonial, que incluya una declaración de voluntad anticipada, para empezar a hablar de dinero.

Muchas parejas prefieren combinar algunas de sus cuentas, pero no todas. Por eso, hay que analizar cuáles son los riesgos y beneficios.

Deudas y matrimonio

Las deudas que tu pareja contrajo antes del matrimonio (tarjetas de crédito, préstamos estudiantiles, gastos médicos, etc.) no se convierten automáticamente en deudas tuyas. Por ejemplo, el préstamo estudiantil de tu cónyuge no aparecerá en tu informe crediticio. Sin embargo, si combinan las finanzas, tus ingresos y bienes podrían estar a disposición de los acreedores que quieran cobrar las deudas de tu pareja. Si uno de los cónyuges tiene un crédito excelente y el otro tiene un endeudamiento importante, como pareja deberían mantener las finanzas por separado hasta que se salde la deuda.

Cuentas compartidas, contabilidad compartida

Cada vez que compartes la titularidad de algo con otra persona (inversiones, tarjetas de crédito, cuentas de cheques, bienes inmuebles), aceptas compartir la responsabilidad en partes iguales por tus actividades y por las de la otra persona. Por lo tanto, si tu pareja sobregira la cuenta, incluso sin que tú lo sepas, tendrás la misma responsabilidad por las cuotas y penalidades. Antes de combinar sus finanzas, abran una cuenta en común para pagar los gastos compartidos, por ejemplo, los gastos del hogar. Esta puede ser una buena manera de comprobar si los estilos financieros de cada uno funcionan bien juntos.

Las cuentas compartidas implican que ambos tendrán el mismo derecho sobre los activos, independientemente de quién haya hecho los aportes. Incluso si uno de los cónyuges aportara la mayoría de los fondos, una vez que estos ingresan a la cuenta compartida se consideran como copropiedad. Eso puede convertirse en un problema si uno de los cónyuges pierde su empleo, no puede trabajar o planifica dejar de hacerlo por un tiempo (por ejemplo, para estudiar o cuidar a algún integrante de la familia).

Establezcan metas y límites claros para evitar confusiones en el futuro. Un planificador, técnico o asesor financiero puede ser un tercero imparcial.

Matrimonio y finanzas

Independientemente de si deciden unir sus cuentas bancarias o no, hay algunos aspectos de los que se deberían ocupar antes de dar el sí.

  • Notificar a la Administración del Seguro Social. Verifica siempre que el nombre que consta en los registros del Seguro Social coincida con el que aparece en la declaración de impuestos.
  • Decidir de qué manera declararán sus impuestos. Se considerará que tú y tu pareja están casados durante todo el año natural en el que contrajeron matrimonio. Incluso si se casaran en vísperas de año nuevo, para el IRS habrán estado casados durante todo el año anterior. Deben decidir si harán la declaración de impuestos como matrimonio con una declaración conjunta (que por lo general es más económica) o como matrimonio, pero con declaraciones independientes.
  • Comenzar a elaborar un plan patrimonial. Incluso si no tienen una vivienda en propiedad o muchos bienes, el plan patrimonial forma parte de las finanzas combinadas. Eso incluye redactar un borrador de una declaración de voluntad anticipada, en la que se establece si quieren que los mantengan con vida por medios artificiales si en algún momento se los declarara mentalmente incapaces, además de actualizar los nombres de los beneficiarios de las cuentas de inversión, como el plan 401(k) y las pólizas del seguro de vida.

Separación de las finanzas en caso de divorcio

En el caso de que se divorciaran, tú y tu cónyuge tendrían los mismos derechos sobre las cuentas de cheques y de ahorros conjuntas, los bienes inmuebles y demás inversiones. Al separar las finanzas, también deberán actualizar el Seguro Social, el IRS y los beneficiarios de las cuentas de jubilación y del seguro de vida. En conclusión, cuanto más combinadas estén las finanzas, más cosas habrá para dividir si tú y tu pareja se separan.

No hay una respuesta única cuando se trata de decidir si combinar las finanzas o no. Con frecuencia, lo mejor es empezar por conversar con tu pareja sobre este tema lo antes posible y responder el cuestionario de LifeValues para analizar las personalidades de cada uno en materia de finanzas con mayor profundidad.

[Cualquier referencia a una empresa, un producto comercial, un proceso o un servicio específicos no constituye ni implica un respaldo o una recomendación por parte de National Endowment for Financial Education.

See this article in English Should You Combine Finances?

Tags: