Search

Cinco consejos para que logres resistirte a las gratificaciones inmediatas

Pastel de aspecto delicioso y tentador para que te resistas a la gratificación inmediata

Parece que las personas estamos programadas para buscar las gratificaciones inmediatas. No importa si se trata de ese pastel tentador o lo último en tecnología, queremos tenerlo todo ya mismo.

Pero en el mundo moderno, la tentación puede resultar costosa, en particular si te endeudas para satisfacer tus deseos de inmediato. Retrasar la gratificación a corto plazo puede ser una mejor estrategia para el futuro. En el momento puede ser difícil resistirse al impulso, pero sacrificar un deseo inmediato a cambio de una recompensa mayor en el futuro brinda, en definitiva, más tranquilidad, satisfacción y sensación de logros.

Comienza por responder el cuestionario LifeValues para entender mejor tus propios hábitos en torno al manejo del dinero. Luego, sigue estos consejos para controlar el impulso de gastar dinero y date un gusto en el futuro.

Págate a ti mismo primero

Muchos de nosotros ahorramos únicamente cuando sobra dinero luego de pagar los gastos y las facturas del mes. Sin embargo, muchas veces los gastos varían de un mes a otro, lo que deja nuestras cuentas bancarias prácticamente en cero antes de que siquiera pensemos en ahorrar. Al decidir de antemano cuánto quieres ahorrar cada mes y transferir el dinero antes de pagar las facturas, no solo podrás mantener el objetivo de ahorro que te fijaste, por ejemplo, el 10 por ciento de tu salario mensual, sino que te obligarás a vivir mejor de acuerdo con tus posibilidades económicas.

Automatiza tus ahorros

Ahorrar dinero es muchísimo más fácil cuando no tienes el dinero a disposición en tu cuenta de cheques. Configura tu cuenta de cheques para transferir el dinero de forma automática a tu cuenta de ahorros en la fecha de pago de tu salario. Así, te asegurarás de hacer aportes periódicos. También puedes hacer aportes automáticos para las cuentas de inversiones, cuentas de jubilación y otras cuentas de ahorros a largo plazo. Ojos que no ven, corazón que casi no siente.

Invierte tu dinero

Busca opciones de inversión y ahorro que hagan crecer tu dinero con el transcurso del tiempo sin que tengas que hacer nada. Piensa en utilizar cuentas de ahorros de mayor rentabilidad que pagan intereses, cuentas de inversión que acumulan intereses compuestos con el paso del tiempo e incluso los certificados de depósitos, que pagan intereses mensuales o anuales; todas son buenas opciones. ¿No sabes por dónde empezar? Haz el curso gratuito de SAM sobre los conceptos básicos para invertir dinero.

Para ayudar a tus seres queridos más jóvenes a que hagan crecer su dinero desde etapas tempranas, ábreles una cuenta de ahorro para niños o una cuenta de ahorros para la universidad (de las cuales algunas ofrecen beneficios impositivos) para que tengan un mejor futuro.

Lleva una lista cuando vayas a hacer compras

Parece fácil y realmente lo es. Si al hacer las compras tienes en cuenta la lista que elaboraste, en vez de comprar lo que ves en la tienda, podrás controlar los gastos y resistirte a la tentación de gastar. Ve un poco más allá con esta idea: lleva solo una cantidad fija de dinero en efectivo y deja las tarjetas de crédito en casa. Así, te obligarás a gastar solo lo que tienes en el bolsillo.

Piensa en crear tu propia técnica para hacer una pausa y reflexionar antes de cada compra. Puede ser una serie de preguntas que repases siempre para hacer una pausa antes de comprar, o una imagen que lleves contigo y te recuerde tus metas financieras a largo plazo. Puedes comenzar con la hoja de cálculo Mindful Spending de SAM para probar este enfoque.

Establece tus metas y haz el seguimiento

Si no puedes medirlo, no puedes administrarlo. Varios estudios demuestran que anotar las metas financieras, hacer el seguimiento de los gastos y mantener un presupuesto son elementos fundamentales para administrar tu dinero personal eficientemente. Definir las metas también tiene un efecto secundario: al pensar en el futuro, puede que te resulte más fácil prestar atención a la recompensa y resistirte al impulso de comprar. Usa la hoja de cálculo Metas SMART para hacer el seguimiento.

Al principio, retrasar las gratificaciones puede parecer muy aburrido, pero la seguridad y tranquilidad que puedes lograr hacen que valga la pena el esfuerzo.

[Cualquier referencia a una empresa, un producto comercial, un proceso o un servicio específicos no constituye ni implica un respaldo o una recomendación por parte de National Endowment for Financial Education.]

Ver este artículo en inglés: 5 Money Tips to Resist Instant Gratification

Tags: